María S.

ME ENCANTÓ!
Al salir, fui directa al supermercado. Pese a ser un sacrilegio italiano, comimos las pizzas al mediodía como si no hubiese mañana.
Hice cuatro para pora todos – somos familia numerosa y comedoriños-, y los tengo flipados!
Gracias por una clase tan amena y didáctica. Eres una comunicadora excelente.
Anuncios