Un café frío más aromático

Por la red circula como “café mágico”, aunque no tengo claro qué tiene de mágico.

El verano está para descansar y para preparar el otoño, entre un chapuzón en la playa y una tarde en el río. Las fechas de otoño ya están apuntadas y ahora sólo queda montar la programación de los talleres, encajando estacionalidad y cursos testados y por desarrollar.

Este año el verano compostelano ha sido de todo menos mágico -después de la ola de calor de finales de junio ha sido bastante frío e inhóspito, y creo que puedo contar sobre los dedos de una mano los días en los que hemos podido disfrutar de un buen día de playa. Así me consuelo con el café, que en verano me gusta tomar frío. La mayor parte de los días es sencillamente una cafetera de 3 en un vaso grande de los de sidra, llenado hasta arriba de leche fría, pero cuando me acuerdo pongo en la nevera un tarro con agua y café a infusionar. La receta no puede ser más fácil, es sólo cuestión de hacerla con tiempo, ya que necesita como mínimo una noche de infusión (aunque lo suyo son 24 horas).

El café se puede infusionar en frío, y no es nada más que café molido y agua. Luego ya es cuestión de la proporción de agua y café, del tipo de café, y de las pequeñas cosas que se le pueden añadir, pero no hace falta volverse locos: puedes probar a hacerlo ahora mismo, con el café que tienes en casa. Para mejorar siempre hay tiempo, lo importante es empezar!

  • Empieza con el café molido que tengas en casa.
  • Puedes usar la canela que compras ya molida, aunque yo con las especias soy un poco más especialita y prefiero molerlas yo. Pero vale el mismo discurso que con el café: si lo que tienes es canela molida, adelante.
  • El azúcar que usé es un muscovado: el toque de profundidad que da me gusta mucho. Idem como arriba: usa el azúcar que tengas: si es de caña moreno normal, genial. Si lo único que tienes es blanco refinado y te mueres de ganas de hacer este café, perfecto.
  • En vez de la canela se puede usar cardamomo, clavo… En cantidades distintas (sea cardamomo que clavo son más potentes que la canela).
  • Todos los cambios -tipo de café, azúcar, especia- mejor hacerlos de uno en uno, así sabrás qué es lo que te gusta más.

Café frío aromático

50g de café molido
615g de agua fría (del grifo)
5g de canela (1 cucharadita)
40g de azúcar moreno (3 cucharadas)

para servir:
leche fresca entera
cubitos de hielo

En un bote que pueda ir a la nevera mezcla el café molido, la canela, el azúcar y el agua. Tapa y guarda en la nevera unas 24 horas.

Cuela el café -mejor por un filtro de café- en una botella o el recipiente que te venga mejor. Para servirlo, pone en el vaso unos cubitos de hielo, el café y termina con un poco de leche.

50g de café molido
615g de agua
5g de canela molida
40g de azúcar moreno
Añadir hielo y leche fresca entera y tadá!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s