Risotto con setas (deshidratadas) – receta

Risotto ai funghi

Empecé este nuevo curso con la intención de hacer muchas cosas nuevas, pero me habéis obligado a volver sobre lo conocido. No me quejo, los talleres clásicos de Panepanna me gustan mucho a mi también. Lo que me ha sorprendido este año ha sido la locura por el taller de Risotto, así que aprovecho para compartir una receta muy clásica aquí.

Ahora que es todavía temporada de setas frescas, podéis utilizar esas. La receta sin embargo utiliza unas trompetas negra (o de la muerte) secas que compré en noviembre en Pueblo de Sanabria, a muy buen precio y a un señor muy simpático. Podéis utilizar cualquier otra seta deshidratada que os apetezca o tengáis.

RISOTTO AI FUNGHI

para 4 personas

  • 60 g de mantequilla
  • media cebolla
  • 15-20 g de setas deshidratadas
  • 300 g de arroz para risotto (Arborio, Carnaroli o Vialone Nano)
  • caldo de pollo de calidad, apróximadamente 3/4 de litro
  • 20-30 g de parmigiano reggiano o grana padano
  1. Abrir una botella de vino y ponerse una copa. Esa copa de vino en una mano, mientras con la otra se remueve el risotto, es fundamental.
  2. Picar la  cebolla muy fina. En una sartén profunda u olla baja, derretir 20g de mantequilla y añadir la cebolla, dejando que poche a fuego muy suave, unos 10 minutos (si tenéis el fuego muy suave, incluso 15). Reservar.
  3. En un cazo poner el caldo a calentar. En un cuenco poner las setas a rehidratar con agua caliente.
  4. En el mismo recipiente, derretir otros 20g de mantequilla a fuego alto. Añadir el arroz y tostarlo un par de minutos. No tiene que ponerse oscuro, pero sí opaco/blanco.
  5. Empezar a añadir el caldo. La primera vez harán falta dos cazos seguidos, y habrá mucho vapor, ¡cuidado! Bajar el fuego a medio, e ir removiendo el arroz. Añadir caldo cuando el anterior se haya absorbido. Si se añade demasiado caldo de una vez, el arroz cocerá (como hervido) en vez de cocinar (absorbiendo el caldo y los aromas). Ir removiendo, para que vaya saliendo el almidón. Cuidado porque el risotto irá cambiando según avance el grado de cocción del arroz. Es muy importante que no se quede corto de caldo tampoco.
  6. Cuando falten unos 5 minutos para que termine de hacerse el arroz (en total tarda unos 15-17 minutos), añadir la setas, enteras o picadas según su tamaño. Añadir el agua de haberlas rehidratadas al caldo, para que el risotto tenga aún más sabor.
  7. Cuando el arroz esté al dente (y ahí cada uno tiene su gusto), retirar del fuego. Añadir los restantes 20g de mantequilla y Parmigiano Reggiano rallado y dar una última mezcla enérgica al risotto. Servir inmediatamente!
Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Susana dice:

    Qué buenos recuerdos de tu taller de risotto… es lógico que se te siga pidiendo este taller y otros clásicos :)

  2. el risoto tiene algún truco?, a mi siempre se me queda como una masa de cemento, no soy capaz de que me salga bien.

    1. annalibera dice:

      El único truco es los ingredientes correctos (arroz Arborio o Carnaroli por ejemplo), añadir el caldo poco a poco, y no utilizar nata.

  3. Gems dice:

    Que top!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s