Pasta con choquitos (spaghetti con le seppioline) – Receta

el

El sábado pasado en el mercado de la Encarnación me encontré con unos choquitos – en otras zonas de España creo que se llaman de otras maneras; sepias pequeñas, para entendernos. En Italia son muy comunes las sepias – de tamaño mediano, como mucho como una mano – y las seppioline, más pequeñas, como el puño de un niño. En Sevilla se suelen ver más chocos (sepias grandes), así que cuando encuentro las pequeñas intento hacerme con ellas.

En mi casa se solían comer en salsa de tomate, con guisantes, pero este sábado tenía prisa, así que improvisé una no-receta. Sabiendo que las sepias (así como los calamares) hay que cocinarlas poquísimo – un minuto a lo más – o ya hay que dejarlas guisar despacio mucho tiempo, las incorporé a una sencilla Aglio, olio e peperoncino.

Spaghetti con seppioline

SPAGHETTI CON SEPPIOLINE (ESPAGUETIS CON CHOQUITOS)

para dos personas:

  • 160 g de pasta larga (spaghetti, o también linguine)
  • 6 choquitos (sepias pequeñas)
  • 2dientes de ajo
  • 1 guindilla seca
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal gorda
  • sal fina
  • perejil fresco
  1. Limpiar los choquitos: quitar la boca (la parte dura que está en medio de los tentáculos) y las partes blandas de la cabeza. Los que compré yo no parecían tener tinta, y si la tenían la tiré. Poco mal, quería pasta blanca. Cortarlos en tiras, dejar los tentáculos enteros – lo importante es que se puedan comer fácilmente de un bocado pinchando con el tenedor. Enjuagar y secar, reservar en un plato.
  2. Poner a hervir abundante agua. Medir la pasta, y cuando hierva el agua salarla (yo me dosifico mejor con la sal gorda)  y echar la pasta cuando vuelva a subir el hervor. Ir mezclando con un tenedor de vez en cuando para que los spaghetti vayan moviéndose y no se peguen entre sí.¡Cuidado con el tiempo de cocción!
  3. Mientras, en una sartén donde quepa luego la pasta, poner aceite de oliva (que tenga que ser virgen extra no habría que especificarlo, ¿no?) y los dientes de ajo cortados en dos-tres láminas cada uno. Ir calentando, sin que llegue a dorarse el ajo, y añadir la guindilla (entera o desmigada según queráis más o menos picante). Apagar el fuego y esperar.
  4. Cuando falte un minuto para escurrir la pasta (pusísteis el timer, ¿no?) encender el fuego del aglio e olio al máximo y añadir los choquitos. Mientras se saltean, reservar un poco del agua de cocción de la pasta, escurrir ésta muy al dente y terminar de cocinarla en la sartén con los choquitos y un poco de perejil fresco picado.

Choquitos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s